que es el new age

¿Qué es el New Age?

El New Age es un movimiento de carácter espiritual que nació a finales del siglo XX. Pretende romper con las corrientes religiosas, como el cristianismo, pasando así a una época de cambio y diferenciación con el pasado, donde el ser humano «ascenderá» a un plano «más elevado».

Sin embargo, lo que en un principio comenzó como un movimiento «rebelde» de mano de los hippies de los 60, ha terminado convirtiéndose, hoy en día, en una corriente de pensamiento alternativo ligado a la espiritualidad, que en la mayoría de los casos, tiene tintes sectarios.

Rechazar la medicina occidental, sustituir a Dios por «energías», creer en el poder de la manifestación o en la sanación a través de sustancias como la ayahuasca son algunos de los rasgos del sectarismo New Age.

Lo peor es que, a día de hoy, el movimiento New Age está pasando por un blanqueamiento y una normalización. Cada vez son más los influencers o figuras públicas que se suman al movimiento, transmitiendo el mensaje de que, por ejemplo, la ayahuasca es una sustancia que puede ayudarte a superar tus traumas del pasado. El caso más conocido es, probablemente, el de un compañero de Nacho Vidal, que durante una de estas sesiones falleció por una reacción adversa.

Durante un año y medio estuve infiltrado en todo tipo de sectas New Age, especialmente aquellas relacionadas con rituales de ayahuasca. En esta serie de artículos quiero contaros mi experiencia y cómo viví en primera persona la dependencia que se va generando cuando alguien es captado por este tipo de sectas. Pero, primero, comenzaremos explicando en profundidad qué es la New Age.

¿Cómo surgió el movimiento New Age?

que es el new age

Se cree que el movimiento New Age surgió en los años 60 o 70, pero algunos apuntan a que fue a finales del siglo XIX de la mano de Helena Blavatsky, una espiritista.

Esta mujer decía haber recibido enseñanzas de maestros divinos que le enseñaron que la meditación era el camino a la iluminación. Blavatsky fundó la Sociedad Teosófica, que no es más que un precursor de la nueva era, pues plantó la semilla de algunos de los conceptos que maneja el New Age, como la creencia de que se puede sanar mediante cristales y canalizaciones, entre otros.

El movimiento fue evolucionando y tuvo su auge en la época de los setenta, especialmente en Estados Unidos, donde hubo una gran devoción por la figura del «gurú». Seguro que, si has visto alguna serie o peli ambientada en la época, habrás visto a algún personaje yéndose de retiro espiritual, o directamente uniéndose a una secta, como ocurre en Mad Men o en la segunda temporada de Umbrella Academy.

Es importante saber que el movimiento New Age no es sectario, sino una corriente de pensamiento. Lo que es sectario son las corrientes de pensamiento basadas en él, que aprovechan la promesa de que estamos a punto de entrar en una «era dorada» para manipular a las personas. Para entenderlo mejor, ocurre como, por ejemplo, el cristianismo: la religión en sí no es una secta, sino una creencia, pero pueden existir grupos religiosos que la conviertan en una secta si ejercen coacciones y manipulación sobre los fieles.

Lo peligroso de esto es que, en estas sectas, se cometen abusos sexuales, abusos de poder, coacciones, manipulación, lavado de cerebros y, en casos extremos, hasta suicidios masivos.

¿Qué pretende el movimiento New Age?

que es el new age

El New Age cree que estamos entrando en una momento histórico donde dejamos atrás la era de Capricornio para adentrarnos en la de Acuario, en la que todo será más bonito, más espiritual y el ser humano ascenderá a una consciencia más elevada.

Lo cual suena genial, ¿no?

El problema es cuando los seguidores comienzan a tener pensamientos mágicos, a convencerse a sí mismos de que han encontrado la respuesta definitiva, que son «Dioses en la tierra» y que están en un plano más elevado y consciente que el resto de la humanidad.

Pensamientos mágicos de la New Age

  • Dios no existe y todos somos todos. Yo soy yo, también soy Hitler en el siglo pasado, soy los árboles de la tierra y soy mi mejor amigo robándome a mi novia.
  • El mundo espiritual afecta al mundo físico. Si estás mal espiritualmente, se manifestará en ti de alguna manera. Por ejemplo, si te duele un pie es porque no te abres al amor. Si te violan es porque, en secreto, lo deseabas.
  • La ayahuasca (una planta), el bufo alvarius y el kambó (sustancias sacadas de sapos), son herramientas medicinales y «mágicas» que pueden ayudarte a elevar tu conciencia y superar traumas del pasado. Aunque es muy bonito pensar que una planta «natural» es la solución a todos tus problemas, no hay ninguna prueba de que esto sea así.
  • Los cristales tienen poderes curativos.
  • El ser humano tiene unos puntos vitales llamados «chakras» por los que fluyen las energías. Si un chakra está bloqueado, nos suceden cosas malas. Además, es culpa tuya que lo esté, porque «no estás en sintonía con el universo». Los chakras pueden trabajarse a través de meditaciones y sesiones como el reiki o la sanación cuántica (que son bastante caros)-
  • La meditación es el camino hacia la expansión de la consciencia. Aunque está demostrado que la meditación es un gran método de relajación y reflexión, ellos van un paso más allá, como si pudiera llevarte al Nirvana, o convertirte en mejor persona.

Infiltrado en una secta New Age

Me llamo Carles Tamayo y, durante un año y medio, me infiltré en varias sectas New Age para descubrir cómo funcionan, hasta qué punto son peligrosas y cómo hacen sus rituales.

Si quieres comprender mejore todo lo que descubrí sobre las sectas New Age de España, te invito a ver mi serie documental en YouTube.

Te dejo aquí el primer capítulo.

Comparte en tus redes